lunes, 4 de diciembre de 2017

PUJERRA, la tierra del Rey Wamba

En cualquier momento del año se puede visitar este pequeño y precioso pueblo de la Serranía de Ronda y Valle del Genal, porque sus paisajes, su gastronomía, su historia son muy interesantes, y se puede disfrutar de muchas actividades al aire libre. Pero si decides hacerlo a final de noviembre, cuando las castañas ya se han recogido, y sus árboles, los castaños, comienzan a dejar caer sus hojas, descubrirás un hermoso paisaje que no te dejará indiferente.

¿Qué se puede ver en Pujerra, además del bosque de castaños?
Nos adentramos en este pueblo y lo primero que encontramos es la
Fuente del Hiladero
La Fuente del Hiladero que es una de las fuentes más antiguas del municipio, apareciendo en algunos documentos del Siglo XVI. Se encuentra a la entrada de Pujerra, siendo el principal punto de abastecimiento de agua doméstica en el municipio, hasta que se construyó la red de saneamiento. Un lugar muy importante de comunicación entre los vecinos, y transeúntes, puesto que allí calmaban su sed, y les daban de beber a las bestias. Y se hablaba de todo, por lo que fue importante en cuanto a intercambio de comunicación cultural, económico y social. Y sé que su agua era muy buena. 
La Leyenda del Rey Wamba:

Cuenta una hermosa leyenda, conservada por las personas mayores de este pueblo, desde tiempo inmemorial, que cuando quedó vacante el trono visigodo, tras la muerte de Recesvinto, fue elegido para ocuparlo Wamba, habitante de Pujerra donde se dedicaba a labrar sus tierras.
Una comitiva de nobles y eclesiásticos salió en su búsqueda para coronarlo, y recorrieron toda la Sierra hasta que lo encontraron arando las tierras en el Molino Capilla. Wamba se resistió a ser coronado, alegando su avanzada edad y su poca cultura. Finalmente lo dejó en manos de la voluntad divina. "Cuando esta aguijada que tengo en la mano florezca, seré yo rey de España". Al hundir el palo en la tierra, se cubrió inmediatamente de verdes hojas y flores blancas. Ante tal prodigio, tuvo que aceptar la Corona (672 al 680). 
Placilla Vieja
Iglesia del Espíritu Santo:
Se encuentra en la plaza principal del pueblo, del siglo XVI. En el exterior destaca la espadaña del siglo dieciocho con dos cuerpos y tres vanos haciendo ángulo, de marcado estilo barroco. Edificio sencillo de una sola nave, cuya puerta principal se encuentra en uno de los laterales, y consiste en un arco de medio punto sobre pilastras de piedra, que se abre al lado de la Epístola, casi a los pies. Su cubierta es una armadura mudéjar de madera con tirantes y en su exterior puede apreciarse la sencillez del Renacimiento.
En esta Iglesia se venera la imagen del patrón de Pujerra, San Antonio de Padua, del siglo SVIII y cuya talla es barroca.


Himno de la Fiesta de la Castaña:
Este himno fue compuesto por los amigos de Cádiz para el pueblo de Pujerra, y lanzado por Juan José Cepero Fernández en el pregón de la Fiesta de la Castaña de Pujerra, en 2011.
Esta fiesta, declarada de Singularidad Turística Provincial, se celebra cada año, y tiene su origen en las antiguas reuniones que celebraban los castañeros cuando finalizaba el perído de recolección del fruto, la castaña. Lo festejaban con bailes populares, y hogueras, donde realizaban los tradicionales tostones de castañas, hasta que anochecía. El Ayuntamiento de Pujerra, desde el año 2003, rescata esta vieja tradición para dar a conocer la variedad de platos y postres que se pueden hacer con este fruto.

Cómo es Pujerra:
El urbanismo de Pujerra es bastante curioso. Sus calles son, en general, estrechas, sinuosas y empinadas, sin ningún orden, propio de sus raíces musulmanas. Calles empedradas y casas encaladas, con tejas árabes,  que dan ese aspecto de pueblo antiguo y con encanto, en el que se huelen los pucheros, y las carnes mientras se cocinan a fuego lento, y no se escucha, a veces, nada más que nuestras pisadas, sobre todo en esta época del invierno. 
Pero si es fin de semana, puedes encontrarte con grupos de personas que hacen senderismo, atraidos por este paisaje exhuberante de castaños, árboles frutales y alcornoques. 



Plaza de la Alameda: El sol tibio acaricia la plaza, y en ella, en sus bancos, se sientan sus mayores, y los más pequeños corretean. Los sábados y domingos, suelen tener otros visitantes que van de paso, mientras hacen alguna de las rutas de senderos, para conocer su naturaleza. Una parada para tomar algo y continuar el camino.
En el centro está la fuente de reciente construción, detrás se ve otra fuente, más antigua, pero restaurada, la Fuente de San Antonio, o Fuente de la Alameda, de mampostería, ladrillo visto y de pizarra, de una sóla cubeta. Esta fuente está rematada por una hornacina con tapa de cristal, donde antes había una imagen de SAn Antonio de Padua con un niño en brazos, y que fue pintada por una vecina del pueblo. Pero actualmente no se encuentra allí.

Son dignas de visitar también las ruinas del Molino Capilla, y los últimos vestigios del antiguo puente sobre el río Genal.

Como bien dice la página del ayuntamiento, la principal riqueza de Pujerra es su patrimonio natural, en cuyo paisaje abunda el castaño, y donde encontramos ejemplares centenarios, de hasta 500 años.
En cualquier época del año impresiona el espectáculo que ofrece: verdes brillantes, verdes claros iluminados por la luz de la primavera y su floración; racimos amarillos en verano, de donde colgarán sus frutos llegado el otoño. En noviembre, se va dorando el bosque; colores ocres, marrones. Y una vez que se han desprendido los castaños, de todas sus hojas, el invierno se instala, el bosque espera, casi desnudo, a que llegue de nuevo la primavera.
Carretera de Ronda a Pujerra, desde donde se divisan otros pequeños pueblos
Llegando a Pujerra



Como si fueran cuadros pintados con mucha sensibilidad. Un espectáculo, que a pesar de saber con lo que te vas a encontrar, sorprende. Te embelesas mirando. Olvidas hacer fotos. Olvidas todo. Sólo escuchas, solo sientes. Tienes mucho que ver, pero te quedas ahí. Y mientras sientes las hojas crujir bajo tus pies, escuchas el sonido del viento, y de las hojas que caen.  
Sigues embelesada, inmóvil, y entonces quieres inmortalizar ese momento único e irrepetible. Como suele ocurrir, llegas un poco tarde. Pero ese "vídeo", esa imagen que no has podido captar, se queda en ti, para siempre. Volver, esa es la palabra que te viene entonces a tu cabeza. Volver cada vez que pueda, una próxima vez. Y descubrir esos senderos, esos rincones que te has perdido en esta primera visita, que yo la llamaría de Reconocimiento. 
No hay mucho más que decir ante este espectáculo.

 Pujerra, pueblo de la Serranía de Ronda, a 116 km de Málaga, y de 24 kilómetros cuadrados de extensión.
Censados, en el 2016, 305 habitantes.
Gentilicio: Pujerreños, pujerreñas.
Gastronomía: La Olla (cocido con garbanzos, verduras, algo de morcilla, chorizo y lomo. Se come todo el año). Roscos caseros, tostones, buñuelos y mosto. Y todas las recetas con la castaña como base: mermeladas, salsas, purés, etc.

Sendero de PUjerra a Igualeja, una de las rutas más hermosas de Andalucía Artículo publicado en la web del ayuntamiento de Pujerra, una de las rutas que hay que visitar.


No hay comentarios: